Cuando la mayoría no necesariamente tiene la razón

Según el Talmud, una antigua la ley judía dicta que en el caso de un veredicto unánime en contra de un acusado, éste es declarado inocente hasta que hayan más pruebas a su favor. Este dictamen aparentemente contraintuitivo se fundamenta en que si todos los miembros del jurado o Sanhedrín hallan culpable a un acusado, lo más probable es que su defensor no haya hecho un buen trabajo. Seguir leyendo “Cuando la mayoría no necesariamente tiene la razón”